Ilustre Municipalidad de Rengo

Exposición “Todas las noches sueño con Rengo”

Exposición “Todas las noches sueño con Rengo”

A mediodía del martes 11 de julio de 2017, con motivo de brindar un homenaje y celebrar el nacimiento de nuestro más destacado  pintor reconocido a nivel nacional e internacional, Eduardo Ossandón Silva, se inauguró una gran exposición de sus obras en el Teatro Municipal de Rengo, organizada por la Fundación Municipal para el Desarrollo Cultural de nuestra comuna.

De este modo, y por primera vez después de su fallecimiento ocurrido el 25 de enero del 2013, los habitantes de su terruño, y en especial del sector de la Isla donde vivió hasta los 18 años, podrán brindarle el mejor homenaje que él hubiera deseado: conocer, comprender y apreciar sus obras pictóricas, como en este caso, más de  una veintena de cuadros, de entre los miles que creó y hoy están repartidos por el mundo.

La exposición, cuya entrada es gratuita, fue planificada también para que los niños, niñas y jóvenes estudiantes de todos los establecimientos educacionales, urbanos y rurales de la comuna, puedan visitarla pues permanecerá abierta hasta después de su regreso de vacaciones. Es necesario que los estudiantes en grupos-cursos, aprecien las obras de nuestro artista pintor que expuso sus obras en todo Chile, y en varios países de América y Europa, suscitando la admiración del público y el aplauso de los críticos de arte nacionales y extranjeros, por lo que se ganó un lugar importante en la historia de la Pintura Nacional .

“Los recuerdos de la vida en el campo no se borran jamás y es lo que se muestra en mi obra”expresó el artista renguino, considerando que la totalidad de sus obras reflejan el íntimo y fuerte vínculo con su tierra, lo que enriquece nuestra propia  identidad, y convierte al autor y su obra en uno de los patrimonios culturales más valiosos que posee nuestra comuna.

Eduardo Ossandón estudió en la Escuela N°4 de la Isla de Rengo, donde en su primer año escolar sorprende a su profesora con un bello dibujo y pintura hecho en clases, convirtiéndose desde ese momento en el “artista” del  curso y después, durante la enseñanza media, con el apoyo de sus profesores ante sus grandes habilidades para el dibujo y la pintura, reafirman en él su decisión de ser un profesional del Arte.

Así, inicia sus estudios en la Escuela Normal y se recibe de Profesor de Educación Primaria con mención en Dibujo en 1952. Ingresa luego a la Escuela de Bellas Artes de la Universidad de Chile en 1955, donde concluye los estudios de Profesor de Enseñanza Básica y de Artes Plásticas. En 1968 viaja a España a través de una beca del Instituto de Cultura Hispánica. Recorre  varios países europeos en los que conoce y admira a los grandes clásicos de la pintura, junto con exponer sus obras, obteniendo excelentes comentarios críticos de sus obras. Tal como en 1969 el crítico español Federico Robles, escribiera en Madrid: “Admirador de los espacios, arquitecto de las luces, inquisidor de los elementos que transporta, sabe con sus pinceles ordenarlos en una expresión limpia y personalísima. En sus cuadros, que encierran un drama contenido, no hay ninguna concesión a lo convencional ni a lo literario, son como una voz que nos conmueve  en su sinceridad, por encima de su contenido o significado.”

Y más tarde, en una muestra en Caracas el año 1978, el crítico venezolano, Oscar Rojas Jiménez, escribió:

 “Pintor de la libertad. Una sartén puede ser la alegría de un hogar, la familia reunida en una noche invernal, en un villorrio perdido en la geografía; una silla vieja, una mesa coja, en fin, todo ese mundo material de los pobres forma parte de los sueños del artista. El pintor los ha vivido, y cuando la ternura y la sensibilidad actúan, los plasma para siempre en la tela que tiene la dignidad austera de su origen. Saludo la pintura de Eduardo Ossandón como una de las más representativas de la joven plástica chilena de nuestro tiempo.”

 

Fuente: Rengo en la Noticia

Artículos Relacionados