Ilustre Municipalidad de Rengo

EN LA FARMACIA POPULAR DE RENGO EL USUARIO AHORRA HASTA UN 63% EN MEDICAMENTOS

EN LA FARMACIA POPULAR DE RENGO EL USUARIO AHORRA HASTA UN 63% EN MEDICAMENTOS

El año 2014 el Alcalde Carlos Soto junto a un equipo técnico del departamento de salud conocieron la experiencia en la municipalidad de Recoleta sobre las farmacias populares y Rengo se convirtió en la primera comuna de la Región de O’Higgins y un 15 de febrero empezó a funcionar la Farmacia Popular de Rengo.

“Teníamos claro que nuestros adultos mayores eran víctimas de verdaderos robos por las farmacias, colusiones grandísimas y quisimos ayudar en el bolsillo de quienes más lo necesitan. Hicimos mucha investigación, luego inauguramos y partimos un 15 de febrero del 2016. Esta pelea no fue fácil, nosotros no nos inscribimos en esta asociación de farmacias populares que hay a nivel nacional. Tuvimos que soportar la prepotencia de los empresarios de distintos laboratorios en Chile pero ganamos la pelea”, señaló el alcalde y representante del municipio, Carlos Soto.

Durante el 2016 fueron 603 las personas atendidas, el 2017 el número alcanzó los 1.335, el 2018 2.027 personas y actualmente tiene 2.661 usuarios con un ahorro comparativo del 63.14%. En referencia a los valores de ciertos medicamentos, podemos destacar que por ejemplo el Brexotide indicado en el tratamiento regular del asma en una farmacia comercial su valor es de $54.999 y en la farmacia popular $1.974. El Artrotin, que es un tratamiento para la artritis el valor en una comercial es de $67.999 y en la popular es de $1.871. El Estaprol que controla los niveles elevados de colesterol tiene un costo comercial de $71.499 y popular de $16.632. El Duodart indicado para el tratamiento de la Hiperplasia Prostática Benigna se vende en farmacias comerciales a $44.499 y en la farmacia popular el valor alcanza la suma de $6.539. Otro ejemplo es el del Pregobin, que está indicada para el tratamiento del dolor neuropático en adultos, como la fibromialgia, y alcanza un valor comercial de $44.999 y popular de $5.712, diferencias que superan los 66 mil pesos.

Carlos Soto agrega “Los usuarios intermedian sus recetas permanentes todos los meses. A nosotros no nos llegan los medicamentos, el usuario viene con la receta y nosotros compramos, y de todos los medicamentos existe un ahorro del 62.67%. Aquí queda en evidencia el gran robo de los fármacos en nuestro país, que afecta a la gente más desvalida, cobrándole un precio hasta 3.600 veces mayor. Esto debe evidenciar el robo y la solución es terminarlo porque no es posible que existan estas diferencias”.

Artículos Relacionados